Radio en vivo 97.1 fm.

 

Nos escuchan...

Hay 351 invitados y ningún miembro en línea

La Hora en Tacna, Perú

Con doblete de Ivan Perisic en el tiempo suplementario, el equipo ‘Nerazzurro’ logró derrotar a la ‘Vecchia Signora’ y sumó su octavo título de Copa Italia.

Se terminó la hegemonía de la Juventus en Italia. Tras consagrarse campeón de la Serie A la temporada anterior y quedarse con la Supercopa italiana, el Inter de Milán se convirtió en el nuevo campeón de la Copa Italia tras vencer por 4-2 a la ‘Vecchia Signora’ en el Olímpico de Roma.

El partido fue una locura y comenzó a favor de los ‘Nerazzurri’, ya que en menos de diez minutos ganaban 1-0. El gol lo hizo Nicolo Barella con un zurdazo desde afuera del área que venció sin problemas al portero Mattia Perin. La Juve tardó en reaccionar, pero lo hizo y bombardeó el arco de Handanovic.

Sin embargo, el arquero y capitán interista se hizo gigante y atajó de todo. A poco del entretiempo, Danilo tuvo que retirarse del campo por lesión y Álvaro Morata entró en su lugar; Juan Cuadrado tomó el lugar del brasileño. Así se fueron al descanso.

Para el segundo tramo, los dirigidos por Massimiliano Allegri se lanzaron al ataque y dio resultado. A los 50 minutos, Alex Sandro emparejó el marcador 1-1 con un letal zurdazo que se desvió ligeramente en el español Morata. Dos minutos más tarde, Dusan Vlahovic colocó el segundo de su club en un contragolpe brillante tras gran pase de Paulo Dybala.

La próxima media hora, la intensidad y verticalidad del duelo bajó, debido a que ambos entrenadores hicieron cambios y estos tardaron en amoldarse; además, el juego se hizo más intenso y las faltas aumentaron.

A diez del final, Lautaro Martínez es derribado adentro del área y el juez cobra penal, tras revisar la jugada en el VAR. Hakan Calhanoglu puso a temblar a sus hinchas con su ejecución, pues mandó un derechazo al ángulo del arco. Los ‘Nerazzuros’ tuvieron un fuerte asedio luego de este tanto, pero no marcaron más goles y el cotejo terminó 2-2 a los noventa minutos.

Antes de que inicie el tiempo suplementario, Simone Inzaghi sorprendió al sacar al argentino y al turco, de buenas actuaciones e ingresaron Arturo Vidal y Alexis Sánchez. A los 98 minutos y nuevamente con la ayuda del VAR, el juez cobró otro penal a favor del Inter tras una falta de De Ligt sobre De Vrij.

Ivan Perisic no dudó en patear el balón y convirtió el 3-2 sobre la Juventus con un tremendo derechazo. Cuatro minutos después de este tanto, otra vez apareció el delantero croata y con un zapatazo desde afuera del área dejó paralizado al guardameta Perin.

Esa anotación fue el final para los de Turín, pues el resto del tiempo extra no pudieron hacer nada. El Inter retrocedió sus líneas, jugaron prácticamente en su propio campo y su saga defensiva estuvo impenetrable. De esta forma, acabó el partido y los ‘Nerazzurri’ se consagraron campeones de la Copa Italia tras once años.